Él y su retorcida manera de ser

1 oct. 2010

Alice
Raro, esa era la palabra de la semana y no solo por estar en un ambiente extraño, sino por culpa de cierto personaje. Terminadas las pruebas,  un joven alto y de cabello más claro que el mío se me había acercado; al principio me intimidó, pero su modo amable y hasta recatado mostró que las apariencias engañan. Curiosamente éramos un curso de 69 alumnos-imagínense las bromas- por lo mismo nos separaron en secciones.
 James, el chico alto, se dio cuenta de que no éramos de la misma sección pero aún así trajo a otro chico, cuya cabellera era confundible con un nido, este y su apariencia ruda se contradecían con lo nervioso que estaba y sus palabras amables de que seriamos compañeros no las escuche puesto que su cinturón me distraía, ¿realmente una cadena sostiene bien los pantalones? De esta forma Oliver seria mi compañero. Se veía algo intimidante pero era muy tierno, me agradó al instante. Se podría suponer que aquello era lo raro, pero, la cosa se ponía peor.
Mire a mi lado izquierdo, una vez sentados en la sala de clases, allí estaba Oliver pidiéndome un lápiz, mire a mi derecha ¿Qué hacia él ahí? El chico de negro a mi lado ni siquiera me saludo, solo fue insertado a Oliver y  a  mi por James, que insistía en hacer amigos a todo el mundo. Una vez solos caminamos a la sala y de allí hasta el momento donde el profesor se presentaba, no había dicho nada, solo se había sentado a mi lado y respiraba, creo. Raro, definitivamente raro. Había notado miradas sobre nosotros, no niego que él no era feo, pero su postura era intimidante y por mucho que mis compañeras le miraran el no parecía reaccionar. No fue sino hasta un seudo trabajo de diagnostico que la cosa cambio un poco.
Al ver la pregunta, Oliver hizo unos comentarios muy pertinentes y yo pretendía escribirlo, pero automáticamente el otro me detuvo diciendo que no, sin mas argumentos que su palabra, lo pasé, pero cuando fue a mi a la que censuro lo encaré.
- Se supone que es un trabajo en grupo- le miré algo feo.
- Lo sé, por eso les permito estar en él- respondió él. Oliver se rió ante mi cara de asesinato.
- Cállate- le ignoré y escribí lo que se me vino en gana, pero él me quitó la hoja y terminó escribiéndolo solo y entregándolo con nuestros nombres.
- Me llamo Ryan- más encima el maldito se presenta cuando ya lo odi;, Oliver se presento sin problemas, pero a mí me costó más.
Así se fue la semana, sintiendo la mirada de mis compañeras por culpa de él, escuchando como Oliver se reía de mis reacciones y teniendo que  aguantar en todas las clases las cátedras de Ryan, quien parecía tener un doctorado en literatura inglesa porque simplemente todo lo sabía. Comentaba sentado en pose en su asiento, mientras todos le miraban embelesados y yo sentada a su lado lo ignoraba. Raro, me reitere quien sabe por cuanta vez en la semana, menos mal ya había terminado y el lunes iría a almorzar con Charlotte. Aún no habíamos conversado sobre nuestra primera semana, sabía que hablar con ella sería relajante, lo que no esperaba es que el personaje me escoltara. Yo ni siquiera disimulaba mi molestia y él insistía en hablarme y estar conmigo, por eso cuando me junte con Charlotte, Ryan estaba conmigo…

Lamentamos la tardanza y agradecemos de todo corazón quienes nos siguen (: Como ven, ya se van a conocer Charlotte y Ryan ¿qué pasará?

Primeros días de clases II

9 ago. 2010

Charlotte

Llené mi maleta de sueños y esperanzas y partí a la capital. Estaba ansiosa y nerviosa, pero a la vez llena de alegría de encontrarme a punto de empezar una nueva etapa, algo que esperé por tantos años. No me despedí de nadie al partir, ni de mis amigos del colegio u otros, sentí que no era necesidad. Todo el verano pensé en llamarlos y estar con ellos, pero no me nacía. Sé que no era la mejor forma de cerrar esta etapa, pero si los volvía a ver no sería lo mismo, dudaría de mi decisión y me entraría la tristeza de dejar 17 años de vivencias dulces y agraces.
Sabía que no todo sería color de rosa, no era el mejor lugar donde me quedaría pero al menos era gratis. El primer día partí temprano y tarde -cosa rara en mí-. Traté de tranquilizarme, pero al ver tanta gente fuera de la universidad no sabía a dónde ir. Pregunté y subí rápidamente a la sala que me correspondía. Estaba llena y no sabía dónde sentarme. Al final encontré un lugar junto a la ventana al lado de una niña bajita y rubia. Fue con la que primero hablé.
Nos tuvieron que cambiar de sala, ya que éramos demasiados y nos fuimos presentando. Todos se sorprendieron cuando dije de donde venía, es lejos, lo sé, pero por lo que se quiere se puede. Al terminar me dirigí junto a ella al patio central para encontrarnos con nuestras amigas. Ver a Alice fue realmente genial, mi mejor amiga y yo estábamos juntas por fin en algo. Conversamos y conocí más personas de mi carrera. Luego del almuerzo, me fui a dar la primera prueba de diagnóstico y creí que me había ido relativamente bien.
Salí y conversé con mis otros compañeros. En su mayoría hombres y todos muy agradables. Propusieron ir a tomar algo y con otra niña fuimos las únicas mujeres en ir. Descubrí que también era de lejos, además de ser muy simpática. Ella, mi amiga Barbie es hasta el día de hoy una de las personas más importantes para mí. Conversamos y disfrutamos como nunca. Conocí mejor a algunos y pensé que todo iría bien.
Al día siguiente fue igual, exámenes y después compartir un rato con todos, esta vez nos acompañaron personas de cursos más avanzados y fue bastante agradable. Me hice cercana a muchas más personas, pero siempre con mi amiga a todos lados. La semana pasó entre charlas de inicio y salidas. El fin de semana me encerré en mi mundo a pensar que todo lo vivido antes fue pura mala suerte y que ahora era mi momento de brillar.
Con mi mejor amiga no nos topamos más a causa del horario, así que el lunes siguiente le dije que almorzáramos. La fui a buscar a patio central y me llevé una sorpresa que no olvidé...
·
·
·
Volvimos a clases. Así que espero que Mor me mande su parte y seguimos. Gracias por ser 27 (:

Primeros días de clases

23 jul. 2010

Alice
Generalmente no soy muy obersevadora, pero al entrar a un ambiente extraño me dedico a ver todo con detalles. Todo ésto era nuevo y -valga la redundancia- nuevo. El miedo se apoderó de mi ¿Qué estaba haciendo ahí?.
Era la universidad, miraba a todos lados en busca de algo a que aferrarme, siempre he detestado los espacio nuevos, prefiero quedarme siempre en lo mismo aunque pueda sonar monótomo, no soy de grandes multitudes ni de andar conociendo nuevas amistades. Entonces, la vi y corrí hacia ella, Charlotte.
Momentáneamente me sentí bien, pero tenía que conocer gente obligatoriamente de mi carrera sino pasaría todo el año sola, era lo más cercano a mi destino si seguía así.
Un lunes conocí a mi curso en esas pruebas de ingreso -o nivelación como las llaman. Vi entrar al aula a un grupo enorme de chicos con los que pensé que no me iba a llevar bien y opté por sentarme sola al fondo de todo junto a otros chicos cuyas miradas bajas y fijas en la mesa me daban la impresión que se snetían igual de extraños que yo en esta nueva experiencia. La primera prueba fue lenguaje y creo que me fue bastante bien; le siguió matemáticas al día siguiente y luego Inglés. 
Fue aquí dónde me percaté del chico que estaba sentado adelante mío: llevaba ropa negra con estampados de bandas en inglés. Además, lo que en realidad me llamó la atención fue que tamborillaba la mesa sin cesar lo que me interrumpía en mi exámen. Pensé que sabría inglés para poder llevar esa ropa, pero gran error ya que 20 minutos de comenzar la prueba el se levantó.
Al salir de todo me encontré con los mismos chicos que me fijé el primer día. Miraban los horarios de clases y curiosa también me acerqué a pesar de tenerlo escuché murmullos de que nos dividirían en secciones al ser muchos. El primero que me habló fue James. Debo reconocer que me impactó, ya que fue bastante cordial pero me di cuenta de que era porque estaba sola para todos lados. Me pidió mi nombre para ver si íbamos en la misma sección pero no fue así.
-Pero, Alice, mi amigo Olivar va contigo- jaló a un chico vestido de negro y cabello bastante alborotado a su lado- Oliver ella es Alice y también estudia Literatura y van juntos así que conózcanse.
Nos saludamos de mano y James comenzó a buscar más gente con quien compartía clases.
-Alice- llamó mi atención Oliver-. Conozco a alguien más que va con nosotros.
-Esta bien, vamos- le respondí.
Me condujó a un lugar más apartado del resto y me encontré, curiosamente, con el ruidoso niño de la prueba de inglés.
-Y sólo eran los primeros días- pensé.

·
·
·

Lamentamos mucho la tardanza pero la universidad está demasiado difícil y bueno, tuvimos que priorizar. ¿Pero saben? Logramos pasar todo el semestre y de buena manera. Esperamos que este que tenemos menos ramos-1 sólo ¬¬- actualizar más seguido. En realidad habían dos puntos de vista este capítulo, pero para no hacerlo tedioso lo corté (V*). El domingo viene lo que continúa y así, para lograr llegar a la mitad antes de que terminen nuesras vacaciones. Un beso y ¡23 seguidores! Muchas gracias :)

Emperador de Hielo: Prólogo

30 abr. 2010

Charlotte
¿Cómo llegué aquí? Ni yo lo sé.
Es una sensación totalmente diferente a las anterior, sé que no es amor ni felicidad, mucho menos tristeza o agonía. Es nueva en mis entrañas, en nueva en mi vida... al igual que él. Desde que lo conocí mi mundo dió un giro en 180 grados y no para o tal vez yo no quiero que pare.
Es un sentimiento de no seguir, de no volver a caminar, de dejar todo de lado porque descubrí que no me quiere, que soy tu juego. ¿Qué me viste? Es una pregunta que aún no logro responder a pesar de pasado el tiempo. Me gustaría ver su cara ahora que sé la verdad, es algo que no espera, puesto que todo se salió de control.
Yo no soy un juguete ni el diseño de moda... ¿Quieren saber mi historia? Pues aquí va.



Lamentamos mucho la demora, es mi culpa (V*) ya que a mi me corresponde el prólogo y los puntos de vista de Alice. Espero sigan esta historia y a aquellas 11 personas que la siguen si saber nada más su nombre ¡Gracias! Es algo que no esperábamos tan luego. Las acutalizaciones van a ser semanales.

PROXIMAMENTE

12 mar. 2010



Hay experiencias que se deben vivir porque contadas no son igual.

PRÓXIMAMENTE

Todos los Derechos Reservados © Cuentos de Dos Mentes; desde 2010.